Día 4: Desde la Tate al Big Ben


Uno de mis museos preferidos en Londres es la Tate Modern (Museo Nacional Británico de Arte Moderno) así que siempre que vengo intento escaparme a dar una vuelta por la tienda J, la sala de turbinas y por supuesto sus exposiciones. Una de las novedades que me encontré es que se han inaugurado los Tanques, un espacio subterráneo donde se muestra arte de vanguardia con instalaciones audiovisuales, de luz y sonido y actuaciones en vivo. Los Tanques, son tres espacios circulares que eran las antiguas cisternas de combustible de la central eléctrica donde se habilitó la Tate.
Desde allí fui dando un paseo por el río pasando por el London Eye hasta llegar al Big Ben. De camino me encontré con Gabriel´s Wharf, 14 tiendecitas de arte y diseño independiente, diferentes y divertidas para echar un vistazo.

De camino a casa hice una parada en Hyde Park para ver la Serpentine Gallery de este año diseñada por Herzog & de Meuron y Ai Weiwei. El pabellón de este año pretende explorar la historia oculta de cada uno de los anteriores diseños. Once columnas representan los pabellones de años anteriores, y la duodécima, de este año. Sostienen una plataforma que se eleva 1,4 metros por encima del suelo y que contiene una lámina de agua. El interior esta revestido todo de corcho y el mobiliario también es de este material.

Y para cenar…mi recomendación de hoy es un italiano, Zizzi y lo mejor, la pizza rústica, increíble. Y de postre un helado de yogurt en Snog.

Un besito




Serpentine Gallery


Pizzas en Zizzi y heladito en Snog