#BeautyBloggingDay

¡¡BUENOS DÍAS!!

¿Cómo lleváis los primeros días del año? Yo la verdad que con ganas de saber lo que me deparará el 2013, de momento, expectante ante mi viaje a Roma y mi escapada a las montañas. ¡Qué ganas tengo de esquiar! Ya os iré contando.

Hace ya tiempo que llevo queriendo escribir un post de belleza, así que cuando leí la propuesta de TELVA (¡El día 16 de enero vamos a provocar el tsunami beauty más potente de la Red y te necesitamos para surfearlo! Participa en nuestro #BeautyBloggingDay. Tips de belleza, looks de celebrity, inspiración beauty... ¡Todo vale!) no me lo pensé dos veces y aquí estoy, encantada de participar. Por eso os pido que colaboréis vosotros también y que cuando leáis el post dejéis un comentario :-)
Os quiero enseñar algunos de los trucos o productos de maquillaje que he ido descubriendo a lo largo de este último año y que me han enseñado los maquilladores de grandes firmas como Estée Lauder, Givenchy, Olay... con quienes he tenido la suerte y el privilegio de trabajar.

Cuando llegué al estudio donde se realizaban las fotos para Estée Lauder, con mi cara de no haber dormido por culpa de las entregas, y los típicos granitos de haber tenido descuidada la piel y la alimentación durante las últimas semanas, Javier Ávila (maquillador de Estée Lauder), después de limpiar bien mi piel, me aplicó un corrector verde sobre las rojeces. Al principio me asusté un poco al verme en el espejo y ver a alguien que se parecía más a Shrek que a una modelo para un anuncio de belleza, pero la verdad es que ¡¡el corrector hizo maravillas!! (El verde desaparecerá totalmente bajo la base de maquillaje después.)

Aquí teneis un corrector normalito que por un lado es verde y por el otro es marroncito para aplicar encima, así lo tenemos todo en uno y es más cómodo.

Para que la base de maquillaje que nos aplicamos, no sea muy espesa y no nos de la sensación de que llevamos una máscara, yo lo que hago es mezclarla con un poco de crema hidratante, mitad y mitad, de esta manera, matamos dos pájaros de un tiro. Otra opción que descubrí gracias al Laboratorio de Belleza de Olay, al que tuve la suerte de asistir gracias a TELVA, fue la crema hidratante con un poco de color que tienen. Es fantástica para el día a día, porque así no necesitamos aplicarnos una base de maquillaje a diario.


Otra cosita que no he visto hacer a ningún maquillador y que yo hago a diario es aplicar las bases de maquillaje con los dedos. No tengo tiempo para ponerme a buscar las brochas o las esponjitas por las mañanas y además como tengo diferentes tonos de maquillaje cuando utilizo la brocha con uno, hasta que no lo limpio no me sirve para otro. Para aquellas que seáis igual de desastre que yo y que os liáis a la hora de elegir que brocha va con que, Givenchy, tiene un maquillaje que ya viene con aplicador y que es una maravilla. Por lo menos te aseguras de que te extenderás la base de manera uniforme.


Con los ojos he aprendido que lo más importante es TENER PACIENCIA. Si tenéis las pestañas largas y rebeldes como yo, no sirve de nada coger el rizador y esperar 1...2...3 y ¡listo! No, no, no. Hay que hacerlo con mimo, coger las pestañas, una vez, otra vez, otra vez... hasta que queden bien y luego ya aplicar el rimel. Nunca debemos pasar el rizador después de haber aplicado el rimel, a no ser que queramos romper nuestras pestañas.


Otra de las cosas que yo nunca hacía era peinarme las cejas. Me parecía que era algo que no cambiaba mucho mi cara si me peinaba o no las cejas. Pues os diré que aunque parezca una tontería, algo hace tener las cejas bien peinadas :-). Para ello no utilizo nada especial, simplemente un aplicador de rimel pero limpio que seguramente os den en cualquier tienda de maquillaje.


Espero que os haya gustado el post :-) Hay más letra que de costumbre, así que os dejo alguna de las fotillos que tengo de esos momentos de maquillaje y peluquería que tanto disfruto y que tanto me gustan. Un besito muy grande. ¡¡MUACK!!