FLORENCIA

Recién aterrizada en Madrid, pero por poco tiempo. Mañana continuo con mis vacaciones familiares en San Sebastián después de tres días en Florencia. Tengo que decir que esta ciudad me ha encantado, he quedado maravillada con sus palacios, sus múltiples y grandiosas iglesias, con sus calles estrechas y sin aceras, sus puentes, sus vistas, su comida... Después de estar en Roma todo el mundo me decía que tenía que ir a Florencia, que era precioso, y tengo que darles las razón, es una ciudad de cuento. 

Me alojé en el hotel Room-Mate ISABELLA, en pleno corazón de la ciudad. Tenía ya muchas ganas de conocer el hotel del que soy imagen, y desde luego no me ha decepcionado. Es precioso. Esta noche me va a costar dormir en mi cama de 90 y mi habitación me va a parecer enana después del tamaño de la suite que me dieron. Tengo que dar las gracias a todo el equipo de Room-Mate, que me trató de maravilla. Volveré, estoy segura.

 1 y 2. Mi habitación. 
3. Recién aterrizados en Florencia mi querido hermano y yo.
  4. Room-Mate ISABELLA. 
5. Atardecer desde el Ponte Vecchio.
6. Palacio Viejo

 1. Por las calles de Florencia Diego y yo.
2. Vistas de la ciudad desde Piazzale Michelangelo.
3. Ponte Vecchio.
4. Interior de Santa Maria del Fiore.
5. Desde lo alto del Campanario.
6. Haciendo la maleta de vuelta :-(

 Como veréis, la ropa que he utilizado estos días es en primer lugar cómoda y fresquita para soportar los 35 grados y poder patearme la ciudad de arriba abajo. Camisas, shorts, sandalias y vestiditos han sido todo mi vestuario para estos días.

 Santa María Novella

 Palacio Pitti

 Vistas de la ciudad desde Piazzale Michelangelo

 Palacio Strozzi