Roma

ROMA (Segunda parte)

Aquí tenéis lo que me faltaba por enseñaros de mi viaje. Como podéis ver el segundo día lo dedicamos a visitar el Coliseo y el Foro Romano. Durante el vuelo de vuelta a casa, llegó la típica pregunta de: "Y qué es lo que más te ha gustado???" Entonces es cuando te pones a pensar... Nunca puedes decir TODO, aunque sea cierto, y en este caso lo era, me había gustado TODO, desde la iglesia más pequeña al plato de macarrones de la cena, así que me puse a pensar y cambiando el "lo que más me ha gustado" por "lo que más me ha impresionado" contesté que todo el conjunto de las ruinas romanas me había parecido increíble,  grandioso, de esas veces que no puedes hablar y sólo quieres aprovechar a mirar lo que tienes delante todo el tiempo posible y no olvidar ningún detalle. 

Sólo decir que fue un viaje maravilloso y que espero poder volver pronto :-)

Me alego que os haya gustado el post anterior, millones de gracias por los comentarios:-). Se me olvidó comentaros que el año pasado asistí a un taller de maquillaje con Bobbi Brown, donde me enseñaron los pasos básicos diarios en el cuidado de la piel y sus productos. Os dejo el enlace para que lo echéis un vistazo BOBBI BROWN 

¡¡¡¡Un millón de besos y espero que tengáis un buen comienzo de semana!!!! 






Por primera vez en ROMA

La entrada de hoy se podría llamar también "Erase una mujer a un paraguas pegada", y es que desgraciadamente mi visita a Roma estuvo pasada por agua :-( La cara de tristeza por la lluvia desapareció en el mismo instante en que vi por primera ver el Coliseo desde el autobús que nos llevaba del aeropuerto al hotel, no me lo podía creer, por fin estaba en Roma!!! Fueron dos días intensos y sin descanso, quería recorrer cada centímetro de la ciudad, aunque Tino pensase que lo que quería era acabar con él. Por primera vez sentí que mis odiadas clases de Historia del Arte de la universidad servían para algo y me emocionaba tener delante de mí, aquello que tantas veces había estudiado. Mi amiga Bea nos recomendó varios sitios para comer ("sería muy triste que fuerais a Roma y comierais en sitios de guiris" nos dijo) Así que las horas de la comida se convertían en un auténtico tour gourmet por la ciudad, de manera que comíamos en un restaurante, tomábamos el café en otro y el postre en otro. ¡¡¡Mil gracias Bea!!! 

Llevo leggins, botas y abrigo de Zara, bolso de Longchamp, sombrero y guantes de Bimba & Lola y foulard de Rangoon Store.

Espero que os gusten las fotos de hoy.
Un millón de besos
Paula